Redes Inteligentes

La compañía eléctrica nacional, StateGrid, invertirá 3,45 billones de yuanes hasta 2020 en construir una red inteligente para asegurar que China se convierta en uno de los líderes del mercado en los próximos años. La capacidad de generación eléctrica creció de 318GW en el año 2000 a casi 1.000 GW a finales de 2010, con un 70% de la capacidad proviniendo del carbón. Las energías renovables están retando a la red mayoritariamente por la intermitencia de la energía que generan, así como también por su localización lejos de las ciudades donde se requiere. Para que la red eléctrica sea estable se necesita una mejor predicción, envío y control de la energía generada a partir de estos recursos.   Uno de los proyectos más ambiciosos dentro de este plan es la construcción de una red de transmisión de ultra alto voltaje para unir la energía generada en el norte y oeste del país con el este donde existe la demanda. En 2015 el país planea construir 40.000 kilómetros de líneas de voltaje ultra alto con una inversión de 500 millones de yuanes. Esta red de voltaje ultra alto junto con otras tecnologías de transmisión permitirá transferir el exceso de producción de energía proveniente de recursos renovables en zonas con exceso de producción a otras con gran demanda.